If life tries to knock you down, you need to learn how to fall softly and stand up again with style.

Life is full of disgusting things, bad moments and issues but it's also full of surprises. So... don't be sad! After a hurricane always comes a rainbow.

I'd like to talk to you about my experiences, usual things in my life, my job, my friends, my family. I hope you read and enjoy my messy life as much as I do.

Cheers ;)
Gitaanaa~

YOU WON'T BELIEVE MY LIFE STORY~

YOU WON'T BELIEVE MY LIFE STORY~

I'm a very
special girl. I'm bipolar, crazy, untamed. I'm Rochi ~

-

-

I've got these...
crazy friends.~

-

-

They're my
whole life ~

-

-

We don't need
blood ties to be a family ~

-

-

He give me unlimited bear hugs and he's someone
who has my back.~

-

-

Every family has a hippie member who's all love and peace ~


My big brother is awesome.
He knows everything about me and gives the best advices in the world ~


I'm really lucky of be who I am because even when I'm not perfect... ~


I've the best supporting team...

-

-

which I've ever dreamed about ♥

-

-

29 de julio de 2010

Capítulo 1 ~

Odio cada una de las miradas que se clavan en mí cuando camino por los pasillos de la escuela. “Ahí va la mejor amiga de Bryan” “Luce tan triste, debe sentirse horrible” “Mírala, debe extrañarlo mucho”
Todos dicen que lo sienten, que te extrañan, pero la verdad es que ni siquiera te conocían. Nadie te conocía tan bien como yo. De todos esos que dicen que te extrañan, ni siquiera la mitad recuerda tu rostro o algo de ti.
Han sido tiempos muy difíciles para mí y para tu familia. Te extrañan, yo todavía me rehuso a creerlo.
Tenemos clase de matemáticas, no estoy prestando atención. De todas maneras, los profesores ya no esperan nada más de mí. Traen en sus ojos ese tipo de compasión que me repugna. Ese gesto de “pobre, perdió a su mejor amigo”
No tengo más ganas de estudiar, de comer, de divertirme. Ver pasar el tiempo se convirtió en algún tipo de hobby para mí. Desde que te fuiste, no quedó nada. Las cosas ya no significan lo mismo. Recuerdo todas las cosas que decías de mí: “Vickie es divertida, habla mucho... Dibuja bien, toca el piano.” Todas esas cosas cambiaron, no suceden de la misma manera. Las melodías de mi piano suenan vacías, ya nadie me dice que suenan bien o lindas. A decir verdad, toqué una sola vez desde ese día y ni siquiera pude terminar la canción.

Dos meses. Tanto tiempo. Tantas preguntas y ninguna respuesta. ¿Por qué te fuiste? Recuerdo ese día, esa tarde y creo que nunca podré olvidármela. Yo estaba terminando esa estúpida pintura. Me odio. Dejé todo esa tarde, sólo por terminarla. Si hubiera pensado que esa sería nuestra última mañana juntos, no hubiera gastado mi tarde en pintar.
Habíamos ido a la escuela esa mañana y me pediste que te acompañara a comprar un libro. ¿Y qué dije? Que estaría ocupada pintando. “Nos vemos mañana” Sólo que no hubo un mañana para verte. Esa fue la última vez.
Si hubiese ido, tal vez ni siquiera hubiésemos pasado por esa esquina. No hubiese habido un conductor ebrio ni un coche. Estarías aquí, riéndote conmigo.
Estoy en mi cuarto viendo “Friends”. Adorabas esa serie, es la primera vez que ningún chiste consigue sacarme una sonrisa. Escucho los diálogos pero no estoy prestando mucha atención. Estoy mirando fotos nuestras.
Tenía nueve años cuando me hablaste por primera vez. No tenía ningún otro amigo, excepto tú. Me viste almorzando sola y te acercaste a hablarme. Eras valiente, me hiciste reír y te sentaste conmigo. Ahora tengo que comer sola todos los días y en lo único que puedo pensar es que no estarás aquí cuando me gradúe.
Íbamos a graduarnos juntos... ¿Recuerdas todas las cosas que decíamos acerca de ese baile, nuestro plan maestro? Seríamos pareja porque odiábamos todas esas pomposas estupideces relacionadas con el baile. Probablemente ni siquiera pasaríamos más de dos horas antes de terminar divagando por el colegio con nuestra vestimenta de muñecos de pastel de bodas...
- ¡Victoria, tiempo de irnos. Date prisa! -
Apagué la televisión y cogí mi abrigo. “Tiempo de irnos” significaba que tendría que someterme las preguntas estúpidas que me tocaba oír tres veces a la semana en el psicólogo.
No estoy loca, sólo me siento sola. Esa no me parece una razón para necesitar un psicólogo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario