If life tries to knock you down, you need to learn how to fall softly and stand up again with style.

Life is full of disgusting things, bad moments and issues but it's also full of surprises. So... don't be sad! After a hurricane always comes a rainbow.

I'd like to talk to you about my experiences, usual things in my life, my job, my friends, my family. I hope you read and enjoy my messy life as much as I do.

Cheers ;)
Gitaanaa~

YOU WON'T BELIEVE MY LIFE STORY~

YOU WON'T BELIEVE MY LIFE STORY~

I'm a very
special girl. I'm bipolar, crazy, untamed. I'm Rochi ~

-

-

I've got these...
crazy friends.~

-

-

They're my
whole life ~

-

-

We don't need
blood ties to be a family ~

-

-

He give me unlimited bear hugs and he's someone
who has my back.~

-

-

Every family has a hippie member who's all love and peace ~


My big brother is awesome.
He knows everything about me and gives the best advices in the world ~


I'm really lucky of be who I am because even when I'm not perfect... ~


I've the best supporting team...

-

-

which I've ever dreamed about ♥

-

-

12 de abril de 2013

12 de Abril de 2012 - 12 de Abril de 2013

La guerra deja cicatrices, bajas, las marcas de las bombas ancladas en el suelo, el pasto muerto alrededor de los campos minados. Las guerras interiores dejan marcas que no se ven, marcas internas pero, no por eso, menos sutiles. Son marcas que la gente no nota a simple vista pero nosotros sabemos que las tenemos y eso nos hace sentir diferentes y tener miedo.

Hoy es un día especial para mí, un día entre otros tantos especiales que he tenido. Mamá siempre dice que soy "fechera", igual que papá; que por recordar una fecha especial puede cambiarme el día, como hoy. Hoy es 12 de Abril de 2013, hace un año a esta hora estaba deambulando por los pasillos del Trinidad, nerviosa, viendo pasar el tiempo con cuentagotas mientras una persona realmente especial para mí estaba en el quirófano. Sabía que todo iba a salir bien, salió, pero no podía evitar tener un poco de miedo. 
Paso siempre por enfrente del Trinidad cuando voy a trabajar, pero hoy no fue un día más. Ni siquiera fue consciente, venía cruzando Bernardo de Yrigoyen, me paré en la esquina, miré el edificio gigante y casi me pongo a llorar. Es un lugar que para mí significa mucho, fueron sólo tres días pero viví muchas cosas, sentí muchas cosas. Realmente me gustaría volver a pasar por los pasillos del segundo piso del Trinidad. Me subí y bajé esas escaleras dos millones de veces mientras hacía tiempo ese día. Me quedaba hasta tarde, iba a trabajar casi sin dormir pero todo valía el esfuerzo. 

Hoy es un aniversario entre tantos otros que pasaron y recordé. Es otra fecha más que lloré, sólo un poquito. A veces me gustaría no ser tan "fechera" y tener la capacidad de pintarme una sonrisa. A veces me pregunto por qué me es tan fácil hacer reír a los demás y hacerme reír a mí misma es tan complicado.
A veces me pregunto muchas cosas que, rara vez, logro responderme.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario