If life tries to knock you down, you need to learn how to fall softly and stand up again with style.

Life is full of disgusting things, bad moments and issues but it's also full of surprises. So... don't be sad! After a hurricane always comes a rainbow.

I'd like to talk to you about my experiences, usual things in my life, my job, my friends, my family. I hope you read and enjoy my messy life as much as I do.

Cheers ;)
Gitaanaa~

YOU WON'T BELIEVE MY LIFE STORY~

YOU WON'T BELIEVE MY LIFE STORY~

I'm a very
special girl. I'm bipolar, crazy, untamed. I'm Rochi ~

-

-

I've got these...
crazy friends.~

-

-

They're my
whole life ~

-

-

We don't need
blood ties to be a family ~

-

-

He give me unlimited bear hugs and he's someone
who has my back.~

-

-

Every family has a hippie member who's all love and peace ~


My big brother is awesome.
He knows everything about me and gives the best advices in the world ~


I'm really lucky of be who I am because even when I'm not perfect... ~


I've the best supporting team...

-

-

which I've ever dreamed about ♥

-

-

3 de octubre de 2014

# Rompecabezas ~

El 26 de Junio escribí algo muy hermoso {saben que no me halago fácilmente...} que me sacó una mochila enorme de encima. Fue como una bola de sentimientos que tenía atorada en la garganta y necesitaba tirarla encima de un papel.

Lo releí hoy y desperté cosas que quizá me hubiese convenido que siguiesen dormidas, por mi propio bien. Pero así soy yo, siempre soy un poco cruel conmigo misma. Decidí compartirlo porque quizá alguien lo lea, se sienta identificado y yo cumpla de nuevo con mi misión de escritora.
Basado en hechos reales, cabe aclarar.

Recuerdo que soñé con ese beso varias veces, tres para ser más exacta, y estaba segura de que era imposible que algo así pasara entre nosotros dos. Durante ese tiempo que nos escribíamos pero no tenías cara para mí, más que por fotos, llegué a pensar que podía interpretar cada una de las emociones que dejabas ver en las palabras que me escribías.
Cuando te vi por primera vez, me di cuenta que todas las cosas que alguna vez había creído sentir, y negaba, se me venían encima como una catarata. Descubrí que eras una persona difícil de descifrar y, aún así, elegí aceptar el desafío de conocerte mejor. Nunca, por más que me esforcé, pude interpretar al 100% lo que veía en tus ojos o en tu sonrisa. Cada vez que creía ver algo me insistía a mi misma diciéndome que era mi imaginación. Tal vez, porque tenía miedo de pensar algo que no era. "Soñar es gratis" lo que es caro y duele es desilusionarse.
Siempre fui como soy, nunca actué. Algunos piensan que los escritores tenemos la capacidad de engalanar los sentimientos, como hacemos con las palabras. Eso no es cierto. Las palabras vienen de la cabeza. Los sentimientos, en cambio, vienen del corazón y no aceptan ningún tipo de disfraz. Cuando uno dice lo que piensa, puede mentir. Cuando uno siente algo puede decirlo o quedarse callado. Por eso, en las novelas, cuando el chico le pide a la chica que lo mire a los ojos y le diga que no lo quiere, la chica se queda callada; porque lo quiere. Cuando la gente miente, miente lo que piensa y calla lo que siente.
Con el tiempo, uno aprende a interpretar el lenguaje corporal de las personas. Las miradas, los gestos de la boca, los hombros tensos o relajados, las manos, la tensión de los músculos del cuello, las cejas. Cada acción y sentir de una persona viene siempre acompañada del cuerpo. Como vos sos difícil de descifrar eso incluye todo. Por eso fue que nunca esperé ese beso, nunca lo vi venir. Las cosas inesperadas son las acciones más puras. Los impulsos no te dan tiempo para razonar. Pasan y respondés. Acción y reacción. No se pueden mentir, los impulsos nacen de un sentimiento. El corazón y el cerebro son una liebre y una tortuga. Uno no espera al otro y el más lento no es capaz de acelerar para ir a la par de su rival.
Lo bueno acerca de los sueños es que la realidad los supera ampliamente. Por eso no fue como lo había imaginado, fue mejor.
Cuando te tuve así de cerca fue como si todas las barreras se hubiesen caído y de golpe fueses un libro abierto para mí. El resto del tiempo sos un montón de páginas en blanco que todavía nadie escribió.
Cuando tenés un libro abierto, lleno de palabras, podés leerlo una y otra vez. Cuando escribís, cuesta más. Hay días de inspiración y días de bloqueo de escritor. Le podés cambiar el nombre a los capítulos, hay hojas enteras que volvés a escribir pero cuando releés lo escrito, la satisfacción no tiene precio.

Me gusta que seas mis momentos de inspiración, que me dejes leer un capítulo entero de corrido y después haya un silencio.
Me gusta que seas un rompecabezas, de esos difíciles de mil piezas que cuestan meses de trabajo. Porque, al final, el paisaje armado es tan impresionante que uno no puede sacarle los ojos de encima.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario